EMPIEZA LA AVENTURA


Un gran viaje no va ligado a una duración, un destino o a un medio de transporte, sino que es aquel que supone un reto. En nuestro caso, el reto no sólo va ser viajar durante 10 meses alrededor del mundo y estudiar un master online, el reto empezó cuando nos armamos de valor y decidimos romper con la comodidad, salir de nuestra zona de confort y empezar a dar forma a este proyecto: Estudiar Viajando.

Y os preguntaréis: ¿cómo surge la idea de estudiar un máster online mientras viajamos alrededor del mundo?


Como surge nuestra idea

Después de terminar la carrera de Derecho, queríamos hacer el Máster de Acceso a la Abogacía pero lo queríamos hacer de una manera diferente, que llamase la atención, que cuando la gente escuchase nuestra historia sintiese algo de envidia (¡sana, por supuesto!) y que al mismo tiempo pensasen: ”estos dos chicos están locos, es muy difícil”. De hecho, eso fue una de las primeras cosas que nos dijeron; la idea surgió volviendo de un viaje de esquiar con nuestros amigos para celebrar el fin de exámenes, en el viaje de vuelta César empezó a contar que se  estaba planteando estudiar el máster online y al mismo tiempo aprovecharlo para trabajar y hacer otras cosas. Las primeras impresiones, los primeros comentarios de nuestros amigos, no fueron de lo más esperanzadores del mundo, pero bien es cierto que por eso son nuestros amigos, para decirnos todo, lo malo y lo bueno. La idea estaba todavía en el aire pero confiamos ciegamente en ella, nos pusimos a trabajar, a pensar el recorrido que queríamos realizar, encontrar una universidad que nos permitiese llevar a cabo esta aventura, preparamos millones de reuniones, documentos, hablamos con muchísimas personas que confiaban en nosotros y nos animaban a seguir con esta idea hasta convertirlo en realidad. Viajar durante 10 meses alrededor del mundo y estudiar un master online.

Como en toda gran aventura hay una parte buena y una mala, nosotros podemos decir que no hay parte mala sino parte menos buena y es que nos sentimos muy afortunados. Estas ultimas semanas en Madrid han sido muy intensas, preparando todo, intentando no olvidarnos nada y no dejar ningún cabo suelto, preparar las maletas (neceser, botiquín, visados, vacunas, libros y apuntes para estudiar) y, cómo no, las tan amargas despedidas de nuestras familias y amigos. No os vamos a engañar, nos ha costado asimilar que vamos a estar 10 meses sin veros, aunque ya sabéis que esperamos con ansias vuestras visitas.


Problemas antes de salir

Llegamos al aeropuerto de Madrid-Barajas y parece que no quieren que nos vayamos de nuestra ciudad. Primeros problemas, no tenemos billete de vuelta, sin billete de vuelta no nos dejan entrar en Estados Unidos, otro problema no podemos facturar nuestros macutos, no lo tenemos incluido en nuestro billete… Después de estar corriendo de lado a lado, sacando un billete para nuestro siguiente destino en los mostradores del aeropuerto, pagando para poder facturar nuestro macuto viene el maravillo control de seguridad y la ultima llamada para los pasajeros de nuestros vuelo.

Lo conseguimos, os escribimos desde el avión, camino de Ciudad de México. Pero antes de llegar a México, tenemos una escala de 12 horas en Nueva York, la ciudad que nunca duerme, una de las ciudades más importantes del mundo y es que si esta aventura queremos que sea a lo grande teníamos que aprovechar para conocer esta ciudad, recorriendo sus calles, viendo algunos de sus edificios y zonas emblemáticas como el Empire State, Times Square y comernos una riquísima hamburguesa en el famoso “Shake Shack”.  Con tan poco tiempo en una ciudad tan grande nos hemos dejado muchas cosas pendientes. Ahora nos toca disfrutar de nuestro siguiente destino: CDMX!!

La aventura sólo acaba de empezar!!

Síguenos en instagram: @estudiarviajando y en nuestro canal de Youtube: Estudiar Viajando

Nos dejas tu comentario? ツ

About The Author

Close