Después de estar un mes viajando por diferentes estados de México, os vamos a contar lo que vivimos y lo que nos pareció a nosotros este país. Pensaréis que un mes no es mucho tiempo, pero creemos que lo que te puede pasar en un mes te puede pasar en dos años, al final todo son sensaciones, cómo vives la ciudad, cómo te sientes en ella…

Antes de partir

Cuando empezamos esta aventura y le contamos a nuestra gente cercana, familiares y amigos  nuestro itinerario, siempre saltaban las alarmas cuando decíamos que nuestro viaje lo empezaríamos en México. Era curioso porque no era algo puntual, todas las personas siempre se detenían en el mismo punto y siempre nos lanzaban la mismas advertencias y sobretodo la misma pregunta: ¿México no es un país peligroso?

No os vamos a mentir, nosotros también lo buscamos.  Para ser mas exactos, yo lo busqué de manera más obsesiva por la seguridad que Cesar. Tened en cuenta además que César ya había estado viajando por allí, y eso le permitía entender un poco mejor cómo funciona la seguridad en estos países. 

En internet no se encuentran noticias muy esperanzadoras, por ejemplo listas de ciudades mas seguras, y son muy pocas en comparación con lo grande que es el territorio mexicano. Yo quería encontrar en internet o en las respuestas de la gente que este era un país seguro y que no me iba a pasar nada, pero no encontré a nadie que me diera era mensaje. De hecho, César ya me había avisado de que tendríamos que ir con cuidado siempre, pero en México extremar las precauciones.

No os lo vamos a negar y si dijéramos otra cosa os mentiríamos: México tiene un gran problema de inseguridad y de delincuencia, hay cifras muy llamativas  que lo demuestran, pero eso no quiere decir que este clima de violencia afecte a todo el mundo.

Los primeros dias en México 

Los primeros días, como decía César, yo iba acojonado. Era la primera vez que cruzaba el charco, la primera vez que estaba en el continente americano… Todo era nuevo y la verdad, no sé si fue por todo lo que había escuchado o leído pero el aire que respiraba era de bastante inseguridad. Esa era la sensación que tenía yo, que no tenias nada controlado, que podía pasar cualquier cosa en cualquier momento, no era una sensación agradable. Ir con las cámaras y los móviles no ayudaba tampoco mucho. Al pasar varios días me fui relajando. 

¿ Es realmente un país tan peligroso? 

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no estas en Europa, es decir, partes de una base donde el nivel de seguridad es muy inferior, te tienes que adaptar a eso y desde esa base empezar a tomar las debidas precauciones. Aquí no te puedes confiar, siempre tienes que estar atento a cualquier cosa. Esto no quiere decir que no puedas salir a la calle y te tengas que encerrar en casa… Ni mucho menos, pero sí tener cuidado, y esto, para los que penséis que soy un loco de la seguridad y un cagón, no lo digo yo, lo decía todo el mundo al que veíamos. Precauciones como no coger taxis en las calles, no andar solo por la calle de noche, intentar no hablar con el teléfono por la calle, es decir en resumidas cuentas no enseñar lo que tienes. Esto a mi nunca me había pasado antes, el hecho de sentirte vulnerable , de no poder ir tranquilo hablando por el móvil. 

Es difícil escribir sobre la peligrosidad de este país, porque siendo objetivos no nos ha pasado nada, de hecho sólo nos han pasado cosas buenas. Pero amigos nuestros cercanos y no tan cercanos, nos han contado historias de gente que eran escalofriantes, la verdad. Nos han llegado a decir con toda sangra fría ¨Aquí por unos tenis te quitan la vida”.

Nosotros nos movimos en metro, en autobús, anduvimos por la calle, tuvimos hasta la suerte de conocer partes que no eran realmente turísticas y sentir la belleza de este país y mezclarnos con la cultura local sin ningún tipo de problema. Pero siempre teníamos las mosca detrás de la oreja: “Qué me podrá pasar”. Aunque no nos pasase nada, funcionamos por sensaciones, sentimientos, corazonadas y percepciones. Era llegar la noche y por lo menos yo me sentía mucho más vulnerable, empezaban a extremarse todas las precauciones de las que os hablábamos antes. Un claro ejemplo de estas sensaciones, de esta inseguridad que se palpa en el aire, la tuvimos en una carretera. Según nos contaron las carreteras en México no son muy seguras, pero no por el estado del asfalto o las curvas sino porque te pueden asaltar. Tuvimos la mala suerte de hacer un trayecto en coche de noche, antes de empezar este viaje. Nuestra conductora nos dijo que conducir de noche en México era jugarse la vida, así que bueno siempre intentamos madrugar para aprovechar el día y volvernos al sitio donde nos alojábamos antes de que cayese el sol. Por mala suerte o porque nos entretuvimos haciendo una excursión, nos tocó volvernos de noche. Era un trayecto de una hora, Madrid-Ávila si fuera España, Mineral de Pozos-San Miguel de Allende aquí. Nuestra conductora mexicana iba callada, Cesar iba de copiloto e igual que yo notaba la tensión que había. Él intentaba calmar la situación sacando temas de conversación, pero nadie contestaba, solo estábamos concentrados en la carretera y en llegar a casa. Si os digo que yo iba acojonado, ¿os lo creéis? Realmente pasé mucho miedo y sabéis lo mejor, que no pasó absolutamente nada, ni cerca estuvimos, pero todos sabíamos que nos podía pasar algo, que no dependía de nosotros, no podíamos contarlo. Esto es un claro ejemplo de lo que os intentamos trasmitir, no pasa nada pero la intranquilidad se respira en el ambiente. 

Con esto ni mucho menos queremos asustaros, porque México es un país increíble, súper bonito y culturalmente hermoso. Pero como muchos países latinoamericanos, tiene un problema de inseguridad al que los europeos no estamos acostumbrados. Lo desconcertante para nosotros fue el hecho de tener que tomar todas esas precauciones para poder estar tranquilos. 

También os decimos que no dejéis de visitar este país por ese motivo, porque es fantástico y al final es tan seguro como vosotros lo queráis hacer. Y con sentido común podéis llegar a cualquier parte.  

Nos dejas tu comentario? ツ

About The Author

Close