Para empezar a abrir boca 

México no deja de sorprendernos en todos los sentidos y siempre para bien. Hemos estado contando anécdotas de cómo son sus ciudades, como la capital, como hemos vivido allí, lo que hemos experimentado… pero otra de las mejores formas de adestrarse en la cultura y conocer el país en el que te encuentras es a través de su comida. Pero no yendo a restaurantes sino probando la verdadera comida, la de los puestos ambulantes. En México tienes la suerte de encontrar comida por todos lados, ya que en cada esquina tienes puestos de comida callejera donde puedes probar la verdadera comida mexicana y no el “Tex-mex” al que estamos acostumbrados en Europa, como los burritos…

La comida mexicana es muy variada, cuenta con muchísimos platos, o platillos como los llaman aquí, aunque estén hechos con los los mismos ingredientes. México según nuestra opinión es unos de los pocos países, aunque nos quedan muchos por conocer, donde sigue siendo posible degustar los mejores sabores de la manera más simple posible, dejando de lado las grandes cocinas y elaboraciones. De hecho, la mejor comida que hemos probado ha sido siempre en “restaurantes” o casas de comidas humildes o en los puestos de la calle.

Por eso su comida fue declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en 2010, esto a simple vista no se puede apreciar con facilidad, pero os aseguramos que probándola es normal que le hayan dado ese título.

La dieta mexicana para ser sinceros no es muy variada, como dice un cómico  de aquí, todo sabe igual y todo lleva los mismos ingredientes…, pollo, frijoles, maíz y crema. Esto no es cierto del todo pero la gran mayoría de platillos tienen como base el maíz. Otra de las cosas que nos sorprendió mucho y que hemos tenido la posibilidad de comprobar con nuestro propio paladar es que la comida es muy diferente en función del estado en el que te encuentres, en CDMX, podemos decir que es una mezcla de muchos tipos de comida, no hay algo bien definido, pero por ejemplo según te vas acercando a la costa, encuentras platos con “mariscos”, con todo el respeto del mundo, cuando prueben una gamba roja, un pulpo gallego, una cigala , una nécora… igual le cambian el nombre. Eso si la base de estos platos es la misma pero le añaden pulpo, camarón(gamba), pez espada acompañado de limón y salsa chipotle, la verdad que está buenísimo!

 

                                            

 

Desayuna como un rey 

 

Empezamos por el desayuno, podríamos hacer un post solo hablando de esto pero no nos ha dado tiempo a probar todo, por eso os contamos los que más nos ha gustado aquí no se andan con tonterías, como dice el refrán es la comida más importante del día, y en México se lo toman al pie de la letra. Algo típico para desayunar, de lo que estamos enamorados, son los chilaquiles. Como todo, tortillas de maíz, pollo, huevo, crema, frijoles, es un planto exquisito, eso si te quita el hambre para el resto del día, acompañado de un buen café. Los mexicanos están enamorados del café. Otro buen desayuno es el menudo, es sopa preparada con la tripa de la vaca, con picante. Es como comerte unos callos muy picantes a las 9 de la mañana, la verdad que este no es de nuestros preferidos. Y para terminar, las enchiladas, muy parecidas a los tacos, con pollo, crema, queso gratinado y salsa picante a tu gusto. Además, puedes tomar también tamales, huevos a la mexicana, Mollotes, huevos rancheros, pambazos etc…

Como veis no son muy ligeros, ni es algo parecido a lo que solemos desayunar en España, también habrá gente que desayune su bol de cereales con leche o su pieza de fruta.

Come y cena mejor

Para comer, aquí empieza lo bueno.Si te gustan los tacos, este es tu paraíso, en cada esquina un puesto de comida, con tacos de todas las carnes y guisos que te puedas imaginar. Los tacos para los que no sepan lo que es, es algo tan simple como una tortilla de maíz, con cualquier tipo de carne, cilantro, cebolla y salsa a tu gusto.

 

Un taco te cuesta entre 5 y 15 pesos (entre 0.20y 0.60 céntimos) por norma general. No nos cabe en la cabeza cómo algo tan simple puede estar tan rico, no conocemos a nadie que no le gusten, ni que los aborrezca, podríamos comer tacos todos los días y a todas horas. Aquí empieza lo divertido, en los puestos de la calle no solo encuentras tacos, tienes gorditas, sopes, quesadillas, tacos dorados, aquí si todo sabe a lo mismo pero cada plato tiene su toque especial, aunque lleve ingredientes muy parecidos o iguales el simple hecho de que la carne, la crema, los frijoles, estén encima de la tortilla hacen que pasemos de un sope a una gordita.



 

 

 

 

 

 

Nosotros recomendamos comer en estos sitios, en casas de comida baratas, también podéis ir a restaurantes más caros, no diríamos de mejor calidad porque la comida es muy similar pero puedes probar otras cosas, como la sopa de tortilla o sopa azteca, una sopa, como no con tortillas de maíz y muchas más cosas que hacen que sea la sopa más rica y diferente que haya comida en la vida. Eso si os podéis llevar el susto de pagar 25 euros por barba como nos pasó a nosotros…

Para evitar estos sustos, come tacos de birria, de bistec, de chuleta, de chorizo, de picadillo, de pastor, y nuestros favoritos los de tripa!

Curiosidades

Algo curioso de la comida mexicana es que están intentando recuperar otro tipo de comida, la manera de elaborarla y sus ingredientes. Esto es la comida prehispánica por eso es normal que te encuentres en diferentes restaurantes con cosas bastante peculiares, como los escamoles, que es el caviar mexicano, huevas de hormiga. Un planto riquísimo la verdad, eso sí también se come con tortilla. O algo no apto para todos los paladares como los chapulines, son escarabajos, grillos fritos servidos con guacamole. Sino piensas lo que es está bastante rico, pero como te lo plantees igual no los vuelves a comer. Si queréis probar esta comida no dejéis de ir a este sitio “ Restaurante Chon”. Nosotros fuimos pero estaba cerrado y no pudimos probar la comida, pero nos han dicho que no es un sitio turístico y que es muy recomendado por los propios mexicanos.

Algo tan típico como las tortillas de maíz es el picante, dedicaremos un post para hablar de los problemas de Sergio con el picante, pero a modo de introducción para que os hagáis una idea de esto, los mexicanos tienen una obsesión con el picante, todo lleva picante, absolutamente todo, hasta las cosas más raras que os podáis imaginar. Toda la comida te la sirven acompañada de diferentes salsas de diferentes grados de picante, desde el desayuno hasta la cena, pasando por los postres y cosas “dulces” que realmente no lo son porque llevan picante.

 

Esperemos que con este post os hayamos acercado algo más a la comida mexicana, aunque sea un poco, pero para poder acercaros de verdad tenéis que venir a probarla. ¡Nosotros nos vamos a comer unos tacos!

     

Nos dejas tu comentario? ツ

About The Author

Close